Mujer pide «delivery extra» para que el repartidor juegue con su cachorro

Las personas que tienen una mascota en casa saben la gran responsabilidad que demanda tenerlos bien cuidados y preocuparse de su estado de ánimo, tal como sucedió con una pug que responde al nombre de «Kaijeaw». Su dueña compartió en Facebook los episodios de tristeza que vivía cuando no era visitado por su repartidor favorito, quien se convirtió en su «mejor amigo».

Se trata de una perrita que vive en Tailandia y que únicamente se pone contenta cuando el delivery de paquetes llega hasta su puerta para jugar con ella y, además, para llenarla de caricias aunque sea por algunos segundos porque debe continuar con sus labores.

La relación entre mascota y trabajador fue descubierta por June, mamá humana de la peludita, quien observó en otra ocasión como un nuevo repartidor llegó hasta su domicilio para entregar un pedido e hizo caso omiso a los juegos realizados por la cachorra, quien terminó muy deprimida por el trato.
Desde aquel momento supo que el hombre, al cual prefirió mantenerlo en el anonimato, se había ganado el corazón de su pug y que debía hacer algo para continuar haciendo feliz a su compañera de aventuras.

Por amor a los animales
Según cuenta en Facebook, la dueña de «Kaijeaw» decidió gastar su dinero en diferentes pedidos, pero solicitó a la empresa de delivery enviar únicamente al trabajador que se había convertido en el nuevo «mejor amigo» de la mascota para que su pequeña recobre su felicidad y sus ganas de seguir jugando.

TEORÍAS DE KAIJEAW
«Estoy tan contento de haber visto eso», dijo June a The Dodo luego de compartir las imágenes en sus redes sociales, donde se aprecia al hombre abrazando a la perrita mientras ella devuelve el afecto con unas lamidas.
El comienzo de una gran amistad
La mujer confirmó a través de Facebook que seguirá haciendo lo imposible por ver feliz a su mascota, así implique gastar mucho dinero mensualmente. «Es una gran acción de su parte», «Ojalá todos los perros tengan la misma suerte», «Cuando tenemos una mascota debemos consentirlas», «Están destinados a ser amiguitos», fueron algunos comentarios.


Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: