Fiorella Cayo sobre ‘De vuelta al barrio’: “Mi personaje es pituquísima y yo soy cero pituca”

Mientras Cocoy Sánchez es una mujer creída, antipática y muy pituca, la actriz es una mujer sencilla, que disfrutar de pasear por el Centro de Lima, comprar en Gamarra y comer un cevichito en cualquier esquina.

Esta divertida oportunidad se dio gracias a que su hijo Facundo, luego de pasar dos castings, ingresara a la serie para interpretar el papel de Mateo Ganoza. Tras la grabación, Gigio Aranda, guionista de la serie, le ofreció a Fiorella un papel como madre de Mateo, su hijo en la vida real, pese a sus dudas aceptó.

“Le dije Gigio lo que sea que hagas, hazlo divertido, explótame y exprímeme. Y dicho y hecho, hizo un personaje divertido que se llama Cocoy Sánchez Iriarte Punto y Aparte y es antipatiquísima y pituquísima. Sin embargo, me pregunté si debería hacer a esa persona porque en un contexto en el que estamos viviendo donde se está afianzando las diferencias sociales, lo que menos me conviene es que me vean como la pituca, la blanquita, rubia que es un concepto con el que tuve que luchar por mucho tiempo. Yo soy hija de un militar FAP, estudié en un colegio nacional en la primaria y nada me lo pagaron. Tuve que trabajar para pagarme la carrera, pagarme mi auto”, contó Fiorella Cayo.

“No soy hija de millonarios, sin embargo, la imagen de chica blanca y rubiecita hace que la gente te diga eres una pituca… Y soy cero pituca, puedo estar en la cevichería de la esquina, en el campo abierto, con barro en los pies y feliz. También me gusta lo bonito, lo elegante, pero disfruto estar en mi Centro de Lima, en Gamarra lleno de gente y lo he hecho siempre”, agregó.

Hoy la empresaria se dedica a realizar coaching de desarrollo de la inteligencia emocional a través de su escuela ‘Dance Studio Perú’ a nivel grupal para empresas y también de forma individual. Por eso dudó en personificar a una pituca “arrasadora de autoestimas”.

“Iba a ser todo lo que no soy en la vida real porque en la vida real estoy desarrollando una nueva vertiente del coaching del desarrollo de la inteligencia emocional… Y lo cuento porque iba a ser un personaje de pituca total arrasadora de autoestimas que no soy. A mí me hace feliz elevar la autoestima de la gente no bajársela y de repente tenía que hacer esa persona… La gente si salgo como pituca, va a crecer que soy una pitucasa y yo con que voz voy a decir no a las diferencias sociales, pero finalmente soy actriz y dije vamos”, explicó.

Sus redes explotaron con bellos mensajes

Fiorella Cayo aseguró que grabar con su hijo fue una bonita oportunidad. Se reencontró con Coqui Tapia y Toño Vega, quienes fueron los directores de la novela Torbellino y hoy dirigen ‘De vuelta al barrio’. Además, agradeció la ola de saludos y mensaje de cariño que recibió tras su reaparición en la TV.

“Me di con la sorpresa de recibir un montón de mensajes que me han dado alegría… Fue una locura que no me lo esperaba. En verdad hace un tiempo recién estoy moviendo mi cuenta de Instagram, me gusta promover el deporte, la vida saludable, el compartir y el crecimiento personal. Y luego de repente me llegan 500 mensajes… Quiero agradecer a toda la gente que uno toca de alguna manera. Me han llenado de amor y de alegría”, señaló emocionada.


Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: