La historia de amor de Andrés García y Margarita Portillo que acabó 20 años después

El actor mexicano ha dicho que ya desde hace varios años ya estaban separados y le pidió el divorcio de forma legal.
Andrés García, originario de Santiago de los Caballeros, República Dominicana, y radicado en México, se casó por primera vez en 1967 con Sandra Vale con quien tuvo dos hijos: los actores Leonardo García y Andrés García Jr.

En 1974, el icónico galán de telenovelas se casó por segunda vez con Fernanda Ampudia, relación de la cual nació la actriz y presentadora de televisión Andrea García. Lugo de este matrimonio, el actor se volvió a enamorar y fue de Sonia Infante. Con ella se casó en 1980 y estuvieron juntos durante 12 años.

En el año 2000, Andrés García se enamoró por cuarta vez y fue de Margarita Portillo. La pareja ha estado junta durante los últimos 20 años, sin embargo, en julio de 2020 en entrevista con el programa “Ventaneando”, el actor reveló que estaba separado de su esposa y que ya se había iniciado el proceso de divorcio.

LA HISTORIA DE AMOR DE ANDRÉS GARCÍA Y MARGARITA PORTILLO
En el año 2013, durante una emisión de ‘Historias de Amor’ en Ventaneando América, Andrés García contó cómo fue que conoció a la que fue su esposa durante veinte años.

Recordó cuando fue que se fijó en ella: “creo que no nos conocíamos en ese momento”, le dijo a Margarita, que estaba sentada a su lado en el foro del programa.

Señaló que el día que la vio por primera vez, llevaba puesto un vestido un tanto revelador que resaltaba su retaguardia.

Por su parte, Margarita comentó que los presentó un sobrino de ella en una misa de San Judas Tadeo. Ella señaló que lo que le gustó del actor fue su sentido del humor, que es un hombre culto, conversador y amoroso.
Tras dos décadas de relación, en los últimos meses y en medio de la pandemia, Andrés García y Margarita Portillo decidieron poner fin a su matrimonio.

El actor mexicano y la que fue su amor durante años ya no funcionaban como pareja y es por eso que decidieron dar este paso.

“Cuando una relación no tiene sonrisas, cariños y buena voluntad el uno hacia el otro, ya no tiene caso seguir. No funciona estar cerca el uno del otro, porque son puros pleitos”, explicó en una reciente entrevista que otorgó a ‘Venga la Alegría’.

A pesar de que están en proceso de divorcio, ya habían estado separados desde hace algunos años. Andrés contó que se veían pocas veces, y era cada vez más incómodo.

Al verse en esa situación, en una ocasión él le propuso el divorcio, pero ella no quiso, y entonces él le dijo que cada quien hiciera su vida por separado.


Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: