Sebastián Yatra atrapó a su público juvenil con mensaje motivador

Muchas veces los jóvenes se crean expectativas de ellos mismos influenciados por el entorno y no por su propio corazón. Y durante la noche del domingo en su concierto del YouTube Theater de Los Ángeles, Sebastián Yatra ofreció en medio de su presentación un discurso motivacional acerca de este tema que afecta a la juventud de hoy en día y que es la gran mayoría de su público seguidor.

Acompañado por los acordes de su piano de cola, el cantante nacido en Medellín fue desarrollando un tema que quizás los jóvenes lo tienen al frente a sus narices, pero que no hay quiénes se lo hagan ver. Yatra, un artista con un poder de convocatoria enorme, sabe que lo tiene y aprovechó su concierto para ofrecer estas palabras a la juventud, y eso es algo que como padres o abuelos podemos agradecer, porque hoy en día son muy pocos los artistas de esta generación que se toman el tiempo para influenciar a sus fans de una manera sana y constructiva, en vivo y en directo más allá del poder que les otorgan las redes sociales. Yatra supo cómo llegar al corazón de los jóvenes y de sus padres desde la tarima del teatro de Inglewood.

“Nos hacen creer que cualquier cosa, menos esa meta final de no ser el puesto número uno en la carrera es una mierda, literalmente nos sentimos así. Nos enseñaron que el número dos, el tres, no cuentan y que el número 100 no existe. Esos son solamente números, los números no tienen emociones, los números no tienen sentimientos, los números no se quedan en el corazón de nadie”, dijo Yatra con palabras que parecían brotar del alma, mientras las casi 6 mil almas que abarrotaron el recinto lo aplaudían entre la oscuridad y las luces de colores que bañaban el escenario.

A diferencia de esas creencias que la vida se ha encargado enseñar a lo largo de las generaciones, Yatra dijo algo muy cierto sobre las cosas o situaciones que realmente se quedan tatuadas en el alma de las personas. “Se queda un beso, un abrazo, un primer amor, se queda lo que nuestros abuelos dieron por nosotros para estar donde estamos. En mi corazón se queda que hoy está mi primo Esteban aquí viéndome, que lo admiro muchísimo y que es un gran músico. En mi corazón está Colombia”, externó Yatra con la voz entrecortada y visiblemente emocionado por tener a alguien de su familia viéndolo en vivo y directo disfrutando de su momento, más allá de lo que digan los números de las plataformas sobre los logros de su carrera.

Yatra, quien llegó a colocar su éxito “Tacones Rojos” en el puesto número uno en la radio latina de los Estados Unidos, mientras el remix de ese mismo tema que grabó con John Legend se posicionó en el Top 10 de Tik Tok en este país y logró entrar al Top 50 Global de Spotify con más de 1.3 billones de reproducciones, dijo en el escenario que estos logros son solamente números en su carrera musical y nada más. “Y todos los números que he conseguido y no he conseguido en mi vida no importan cuando me despierto y cuando me voy a dormir. Me importa la salud, valorarnos, querernos, cuidar a nuestros hermanos, nuestras hermanas”, agregó frente a su público que lo aplaudía de pie, incluidas las cientos de madres que acompañaban a sus hijas adolescentes que estaban presentes en el YouTube Theater. A ellas y sus madres también les recordó algo que no deben hacer a un lado por andar a las carreras en busca de números y reconocimientos en las redes de quienes no conocen sus verdaderos sentimientos.

“A nuestros padres (hay que) respetarlos, escuchar a la gente mayor que nosotros porque por algo son mayores, tienen más experiencia o conocimiento y no tratarlos como si fueran simplemente viejos, porque este mundo de las redes sociales nos ha enseñado que la ‘única gente que vale la pena’ es la que tiene más seguidores en una red social, más ‘likes’, el que más se empelota (que se desnuda), el que más empelotan (que más lo desnudan), esas cosas (se supone que) son ‘lindas’, pero (en realidad) son cosas fugaces”, señaló Yatra bañado en sudor que se confudía con algunas lágrimas que parecían brotar de sus ojos al hablar con tanto sentimiento.

Y finalizó con un consejo que puso a suspirar a muchas jovencitas que lo aplaudían entre el público. “Escuchen su corazón, enamórense de un corazón, enamórense de valores, enamórense de un ser humano y olvídense de la carrera, el infinito lo sabe”, finalizó entre aplausos y ovaciones el artista que sigue recorriendo las más importantes plazas de Estados Unidos con su “Dharma Tour”, el cual viene de recorrer 19 fechas por España y conciertos en México, Bolivia, Perú y Argentina, donde su álbum ‘Dharma” llegó a posicionarse como el álbum latino número 1 en Spotify.

El joven cantante de música pop con matices del género urbano, ha conseguido en su exitosa carrera cinco nominaciones a los premios Latin American Music. Ha ganado cuatro Premio Lo Nuestro, cuatro Premios Tu Música Urbana y cuatro MTV Miaw este año, además de cuatro Latin Billboard. Ha logrado acumular certificaciones con éxitos como 8x platino por “Pareja del Año”, 4x platino por “Chica Ideal”, pero al final esos son solamente números que no le quitan el sueño, porque al poner su cabeza en la almohada lo que le queda en el corazón son los momentos significativos que pudo vivir en vivo y directo con sus fans, como los que vivió la noche del domingo en el YouTube Theater, casualmente en un teatro que lleva el nombre de una red social y streaming que acumula las millones de visitas que sus fans hacen a sus exitosos videoclips. Al final siguen siendo los números lo que lo persiguen. Pero él prefiere vivir con calma y eso se lo quiere transmitir a sus fans para que dejen que la vida los lleve y los sorprenda.

A sus 27 años de edad, Sebastián Obando Giraldo, se ha convertido en todo un referente de esta generación y durante su paso por Los Ángeles pudimos comprobar que su compromiso con la juventud va más allá de complacerlos con su música. Paso a paso, este artista va tomando terreno en las vidas de sus fans y con su manera de ver la vida alcanza nuevos seguidores de su propuesta, su alma y su esencia. Así es como Yatra logra despegarse del montón de exponentes actuales de esta nueva generación.


Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: